Comprar Cripto
Pagar con
Mercados
NFT
Feed
USD

Sembrar comunidad cripto desde la raíz: Metagals

2022-10-26

Metagals crece a pasos agigantados. Un grupo de gestoras, empresarias, artistas y mujeres con curiosidad por la tecnología, son ya invitadas recurrentes de empresas y hubs para llevar a cabo diálogos y debates sobre las tecnologías cripto, al tiempo que continúan creciendo su comunidad de manera notable y orgánica.

A través de encuentros, convocatorias en spaces, un grupo en Telegram y redes sociales sus colaboradoras mantienen un nutrido diálogo a propósito de la red. La creatividad y una ejemplar gestión empresarial se combinan en las iniciativas y procesos que realizan para materializar territorios como cursos de arte generativo, charlas para hablar de web3 desde 0 y también para compartir experiencias con invitadas que han llevado a cabo proyectos exitosos en la blockchain. 

Su misión es reunir mujeres que trabajan en América Latina en proyectos o industrias vinculadas con las tecnologías emergentes. Este esfuerzo busca impulsar y dar a conocer nuevos proyectos, así como propiciar el networking y el intercambio de ideas. Este impulso las ha llevado a participar con importantes empresas en el ecosistema para brindar asesoría y nutrir de su mirada muchos proyectos en los que ya centran esfuerzos. Actualmente a Metagals la conforman dos pilares: una parte presencial y otra a través de espacios digitales que nombraron como MetaLabs. Los Drink & Learn que han gestionado rebasan ya las 60 participantes por sesión y los Labs fungen como espacio de desarrollo en el que han realizado tareas que van desde la apertura de una cartera hasta la elaboración o compra de NFTs.

Fue a partir de una reunión casual que las fundadoras de Metagals, Nadia Salinas, Paulina Corral y Valeria Díez, identificaron con claridad que existía el impulso para crear una comunidad de mujeres interesadas en nuevas tecnologías y fomentar una conversación mucho más elaborada sobre estas. Un encuentro sin predisposición a lo que sucedería después, en el que encontraron inquietudes compartidas: la web3 y el universo cripto, como una especie de chinampa digital para sembrar proyectos que flotaban en el colectivo imaginativo. “Nos dimos cuenta que nos llamaba mucho la atención lo que estaba sucediendo en blockchain, pero no encontrábamos una manera sencilla para estudiarlo”, me cuenta Nadia en el encuentro que orquestamos para hablar de Metagals.

Es cierto que para comenzar a entender los intercambios y estructuras que configuran el andamiaje de blockchain es fundamental hacer la tarea. Leer su historia, enterarse de quién es su supuesto ideólogo y fundador o entender su funcionamiento, son solo algunos de los caminos que se me ocurren para internarse en este fascinante bosque digital. Sin embargo, no deja de ser muy complicado cómo canalizar tanta información alrededor, en sentido general, del uso del dinero. “Conforme nos fuimos sumergiendo más y más, nos dimos cuenta de que no encontrábamos grupos de mujeres para acompañarnos y continuar entendiendo qué es lo que pasaba. Fue esa pregunta muy clara la que nos llevó a inaugurar uno”, agrega Valeria en nuestra charla.

Esa claridad y esa pregunta tan bien definida permite que Metagals equilibre un impulso íntimo y de amistad con el profesionalismo que requieren las iniciativas que ya realizan, donde la pauta la ha marcado la comunidad misma. A través de los Drink & Learn las gals han realizado un extraordinario trabajo de estudio coral, en equipo, mientras también desarrollan un incentivo práctico en el que, por ejemplo, han realizado cursos para elaborar piezas de arte generativo coleccionable. Asimismo su postura ha sentado un importante precedente en el que se nutren las dinámicas dentro de la cadena de bloques con enfoque feminista, fundamental en el nuevo mundo que se inaugura con la digitalidad. Cada vez son más sonados los casos en los que ha aparecido violencia de género en internet. Hace algunos meses, la investigadora Nina Jane Patel denunció públicamente acoso verbal y sexual mientras navegaba el metaverso. A través de este grupo de mujeres mexicanas, Metagals es punta de lanza en un proyecto colaborativo que evidencia y denuncia prácticas que también se perpetúan en la web.

La lucha y la fortaleza de Metagals radica en esa escucha atenta e incansable gestión que les permite continuar creciendo su propia comunidad a diario. Poco antes de que terminemos de hablar les pregunto si hay alguna pregunta que no les hayan hecho y que les hubiese gustado escuchar. Después de meditarlo unos segundos Valeria agrega: “Más allá de preguntarnos por qué es un grupo de mujeres y no de hombres creo que una pregunta más interesante es cómo se incluye a los hombres desde nuestro proyecto”. A lo largo de los últimos meses la vinculación institucional, que va desde los espacios en los que han llevado a cabo sus reuniones mensuales, los pódcasts, spaces y virtual sessions en las que han participado, ha posibilitado que, tanto hombres como mujeres, continúen entendiendo de qué hablamos cuando hablamos de web3. 

Desde la raíz hasta las hojas que florecen de este frondoso proyecto, Metagals es un espacio en el que se plantean inquietudes, necesidades y preguntas muy puntuales alrededor de internet. Las respuestas que han ido trabajando son guía que, como hilo de Ariadna, nos ayudan a salir del metaverso cuando parece, más bien, un laberinto.

También podría interesarte:

Qué es la Web 3.0 y por qué es importante

Cinco consejos sobre cómo convertirse en creador en el mundo de la Web3