Comprar Cripto
Pagar con
Mercados
NFT
New
Descargar
English
USD

¿Qué impacto provocan los NFTs en el medio ambiente?

2021-08-17

Puntos a destacar:

  • La tecnología que subyace a los NFTs presenta un enorme potencial en cuanto a aplicación, aunque existen ciertas dudas sobre su impacto medioambiental. Algunos NFTs operan mediante mecanismos de tipo Proof of Work (PoW) muy intensivos en términos energéticos, pero un número mayor de estos han sido creados bajo modelos de tipo Proof of Stake (PoS) más ecológicos. 

  • La huella de carbono de los NFTs no ha sido demostrada estadísticamente. El volumen de transacciones en la blockchain vinculadas a NFTs no es elevado, y estas no pueden ser comparadas en términos de emisiones de carbono con el transporte, la logística y las industrias empleadas en la producción física de obras de arte.

  • Todo progreso tecnológico presenta un impacto medioambiental, pero con el tiempo las tecnologías subyacentes mejoran y se vuelven más eficientes y ecológicas.

El crecimiento del mercado de los NFTs en los últimos meses, ha llevado a un incremento de los debates sobre el impacto medioambiental de estas actividades basadas en la tecnología blockchain. Entre las principales preocupaciones se incluyen acusaciones de que los NFTs provocan elevadas emisiones de carbono, al ser producidos mediante el uso de blockchains de tipo Proof of Work (PoW) -como Bitcoin y Ethereum- con un intensivo consumo energético.

Pero los NFTs son mucho más que su impacto medioambiental, dado que no todos dependen de modelos de tipo PoW, y muchos tienen un enorme potencial para transformar el mundo actual. Por ello, al plantearse los beneficios reales que los NFTs pueden tener para la sociedad y la economía global, es necesario lograr un equilibrio entre los avances tecnológicos y la sostenibilidad medioambiental.

¿Por qué emiten carbono los NFTs?

Los Tokens No Fungibles se emiten en gran parte en redes de tipo PoW, siendo la mayor de las mismas la de Ethereum. Dichas redes se basan en la minería de monedas, que requiere de grandes cantidades de energía para llevar a cabo complejos cálculos mediante el uso de avanzados ordenadores y hardware de minado especializado. Los equipos precisan de mucha energía y producen una cantidad de calor considerable, lo que genera emisiones de carbono.

En un sentido estricto, cualquier cosa alojada mediante tecnología blockchain emite carbono. Pero dada la relevancia que han alcanzado muchos NFTs como resultado de su cobertura mediática, estos se han relacionado estrechamente con actividades de alto consumo energético y emisión de carbono.

¿Tienen los NFTs una relación directa y causal con las emisiones de carbono?

Los NFTs, muy probablemente, no tienen ninguna relación directa y causal con las emisiones de carbono.

La primera razón es que los NFTs aprovechan blockchains ya existentes como Bitcoin y Ethereum que funcionan con algoritmos de consenso PoW y precisan de inmensas cantidades de energía. La electricidad se emplea para hacer funcionar el hardware de minado y para enfriarlo. La mayoría de instalaciones mineras todavía se encuentran radicadas en China, país que depende mucho del carbón y otros combustibles fósiles para la producción de energía.

Otro motivo es el furor en torno a los NFTs, que ha atraído a más gente a la red Ethereum. Estos nuevos participantes compran más ETH, incrementando así el uso de la red e impulsando las emisiones de CO2. Cuanto más se usa una blockchain, más energía requiere la misma. 

Desde un punto de vista tecnológico, las acusaciones son ciertas, pero determinar la cantidad exacta de emisiones de CO2 generadas por las transacciones de NFTs resulta imposible. La razón es la falta de datos estadísticos y el hecho de que los NFTs representan una pequeña parte de todos los casos de uso de la tecnología blockchain.

Impacto de los NFTs en el medio ambiente, comparado con el del arte tradicional

Si para evaluar el impacto medioambiental de los NFTs tomamos como referencia las emisiones de CO2, entonces las formas de arte tangibles, que existen desde hace considerablemente más tiempo, han generado peores problemas para el medio ambiente.

Las formas físicas de arte requieren medios de producción que involucran industrias químicas, extracción de minerales, procesado de metales preciosos y madera, transporte, y muchas actividades de alto consumo energético. Las cifras relativas al impacto ambiental del arte tradicional son a su vez mucho más difíciles de calcular, dado que no existen datos específicos vinculados a las obras de arte, salvo por estadísticas provisionales.

Aun así, incluso si solo tenemos en cuenta una industria involucrada en la creación y distribución de arte tradicional, la huella de carbono de dicha actividad resulta considerable. Para el caso que nos ocupa, vamos a considerar la logística global como parte del arte tradicional. A diferencia de las obras de arte físicas, los NFTs no necesitan ser transportados, dado que son digitales y pueden ser enviados de manera instantánea, y por una fracción insignificante de la huella de carbono que un avión comercial o de carga provoca al transportar una pintura o estatua. La entrega de los materiales necesarios para crear arte también tiene su impacto, dado que la logística y el transporte son los principales productores de emisiones de carbono del planeta.

El objetivo final de las evaluaciones de impacto medioambiental es siempre reducir las huellas de carbono. Estadísticamente hablando, en algunos casos, las obras de arte NFT pueden presentar menores emisiones que sus homólogos físicos, incluso usando blockchains de tipo PoW.

Proof-of-Stake y su papel en la reducción de emisiones vinculadas a NFTs

En contra de lo que dicen algunas acusaciones, muchos NFTs son creados en blockchains que adoptan modelos de tipo Proof-of-Stake (PoS), las cuales no presentan un consumo energético tan intensivo al no requerir que cada minero mantenga su propio equipo de minado. Por contra, PoS solo requiere que un número limitado de potentes nodos hagan funcionar la red, validando las transacciones después de recibir la cantidad necesaria de participaciones (stakes) de los holders de la moneda, como una garantía (vesting) de confianza.

Al evitar el uso de enormes instalaciones mineras, el modelo PoS es generalmente considerado más ecológico que PoW. Además, las redes PoS se consideran más rentables, dado que ofrecen ingresos pasivos a través de DeFi. Muchos marketplaces y creadores de NFTs están migrando por ello a redes PoS. Incluso Ethereum está en proceso de transición a un modelo PoS bajo la actualización Ethereum 2.0.

Un ejemplo de plataforma blockchain que reduce el impacto medioambiental es el Marketplace de NFTs de Binance, que utiliza una red Proof of Staked Authority (PoSA) –una combinación de Proof of Authority (PoA) y PoS– que es ecológica, eficiente desde un punto de vista energético y sostenible. El hecho de que todos los usuarios puedan acceder sin necesidad de múltiples cuentas, hace que el Marketplace de NFTs de Binance sea aún menos intensivo en el uso de la tecnología blockchain.

Los NFTs son mucho más que su huella medioambiental

En vista de sus extensos casos de uso como prueba de propiedad (proof of ownership) e instrumentos para la digitalización de activos del mundo real, los NFTs presentan más valor que el furor inicial ligado a su auge de popularidad. Los NFTs son uno de los criptoactivos más prácticos, con un valor útil que cumple la función de hacer posible la transición a la Web 3.0 –la evolución descentralizada e inteligente de Internet.

Algunos NFTs también apoyan buenas causas como la beneficencia, al permitir a los creadores y artistas recibir una recompensa justa por su creatividad, garantizando que todo el mundo cumpla con los derechos de propiedad intelectual. El potencial de los NFTs recién se empieza a aprovechar, y muchas plataformas se están uniendo a la causa de promover los beneficios que esta tecnología puede ofrecer.

En un esfuerzo por apoyar el enorme potencial de los NFTs, Binance lanzó varias ediciones premium de e-sports, deporte, gaming y arte, para empoderar aún más a la comunidad. El evento NFT for Good organizado por el Marketplace de NFTs de Binance y por Binance Charity es un ejemplo de cómo los NFTs ofrecen a los artistas oportunidades para transformar su creatividad en iniciativas por el bienestar social, para así ofrecer un retorno a la sociedad. 

Conclusión

Las transacciones basadas en blockchain que dan soporte a NFTs emiten algo de CO2. En un esfuerzo por mitigar este impacto, muchos creadores y marketplaces de NFTs están buscando alternativas y continuamente mejorando la industria. Las principales redes blockchain también se están uniendo a la causa al tener una transición hacia modelos más eficientes en términos energéticos como PoS.

El potencial de los NFTs para aplicaciones del mundo real es enorme. Resulta evidente también que cualquier innovación tecnológica tendrá su correspondiente huella medioambiental, ya sean los motores de combustión interna, la IA, el machine learning (aprendizaje automático) o los teléfonos inteligentes. Todo requiere medios de producción y energía para hacerlos funcionar. Pero el paso del tiempo lleva a mejoras en las tecnologías existentes, tal como vemos con el reemplazo de los motores de combustión internos por coches eléctricos. Las innovaciones son esenciales para el progreso, pero es importante encontrar un equilibrio. Por ello, las innovaciones del blockchain –y los NFTs en particular– ya están dando pasos en ese sentido. 

 

Para obtener más información, consulta los siguientes artículos: