Comprar Cripto
Pagar con
Mercados
NFT
New
Descargar
English
USD

¿Quién es Guanying Chen? y ¿es Binance una empresa china?

2022-09-01

Una de las muchas fortalezas que deben poseer nuestros empleados en Binance es la de tener piel gruesa. Después de todo, esta industria es objeto de muchos sentimientos negativos (muchos de ellos son injustificados, pero es la realidad en este momento). En los últimos meses, nuestra piel dura ha sido puesta a prueba por un aumento notable de ataques a la reputación de nuestra empresa. Estos ataques provienen tanto de los medios de comunicación como, a puertas cerradas, de reuniones con responsables políticos.

La semana pasada, un ex periodista del Washington Post envió un tuit a uno de nuestros ejecutivos durante un desacuerdo común sobre el "sesgo de los medios" en Twitter. De la nada, simplemente preguntaron: "Mientras te tengo aquí, ¿quién es Guangying Chen?"

Si bien ese periodista posiblemente no lo entendió, esa pregunta es emblemática en relación con el desdén que nuestros empleados enfrentan a diario tanto en Oriente como en Occidente. Esta pregunta tiene su origen en una antigua campaña que lanzó un competidor a través de un micrositio anónimo. ¿La meta? Erosionar la confianza en nuestra marca a medida que nos expandíamos y competíamos para atraer a nuevos socios e inversores.

Si se mira a empresas como la nuestra y FTX, Crypto.com, etc., se encontrará que nuestras organizaciones tienen perfiles de empleados muy similares. Sin embargo, en los últimos dos años, a medida que nos expandimos en Europa y Medio Oriente y reclutamos un equipo de liderazgo más senior, el equipo ejecutivo de Binance ahora está más dominado por europeos y americanos. Nuestra base de empleados más amplia está aún más distribuida globalmente. A pesar de estos hechos, algunas personas insisten en llamarnos "compañía china" y, al hacerlo, no tienen buenas intenciones.

Este tipo de campañas negativas son mucho más comunes de lo que la gente cree. Incluso hemos visto cripto exchanges y otros proyectos cripto que crean sus propios sitios de "noticias" para criticar a los competidores, y Google News frecuentemente clasifica erróneamente estos sitios como fuentes de noticias independientes. Yo también me reiría, si no fuera tan seria y desalentadora la frecuencia con la que tuve que explicar las diferencias entre una organización como CoinGeek versus CoinDesk a personas en posiciones de poder real.

Y este tipo de ataques solo se están volviendo más sofisticados. Recientemente, CryptoLeaks publicó un informe que alega cómo una empresa está utilizando los litigios para sembrar dudas sobre los proyectos de blockchain rivales. Y si bien es tentador lanzar contraataques a los malos actores de la industria que participan en estas actividades, no nos degradaremos ni abandonaremos nuestros valores.

Este tipo de campañas erosionan la confianza en toda la industria. Somos constructores. Podemos competir en este espacio y seguir alentando los éxitos de los demás.

NUESTRA RESPONSABILIDAD

Somos la empresa de exchange de criptomonedas y Web3 más grande del planeta. Eso conlleva una gran responsabilidad y la expectativa de enfrentar un escrutinio adicional. Sin embargo, es importante recordar que nuestra industria aún está en pañales.

Cuando tu empresa pasa repentinamente de startup a Fortune 100 de la noche a la mañana, nadie se presenta en su oficina al día siguiente con 1,000 ejecutivos experimentados, procesos optimizados y tecnologías para operar repentinamente como una institución financiera establecida de doscientos años.

Como cualquier otro exchange de criptomonedas, el crecimiento y la mejora de nuestro personal y la maduración de nuestros sistemas para que coincidan con el crecimiento de la industria ha sido el mayor desafío de mi carrera. Esto es algo que he adoptado y en lo que he invertido mucho hasta ahora.

LA INDUSTRIA DE LAS CRIPTO FLORECE EN ASIA 

Antes de volver a mi punto principal, permítanme brindarles una historia rápida y simplificada de la industria de las criptomonedas que, sorprendentemente, pocas personas entienden. En algún momento alrededor de 2015 o 2016, la industria vio la primera ola masiva de criptofiebre entre los millennials coreanos y japoneses.

Esto fue en un momento en que ambas sociedades entraban en pánico por la creciente participación de los jóvenes en una cultura que existía principalmente en línea. Esto se manifestó en la noción de que los hombres y mujeres jóvenes simplemente desperdiciarían sus vidas en línea y toda una generación se perdería.

Entonces, se puede imaginar cómo el auge de las criptomonedas alimentó estos problemas. El resultado fue una serie de medidas enérgicas contra las criptomonedas tanto en Corea como en Japón. Durante este tiempo, China se dio cuenta rápidamente de que adoptar esta industria naciente tenía el potencial de obtener beneficios considerables para su economía.

Si bien el gobierno chino mantuvo una posición pública severa sobre las criptomonedas, discretamente, detrás de escena, ayudó a impulsar la incipiente industria y apoyó su crecimiento dentro de sus fronteras. Los mejores ingenieros e inversores curiosos de Web3 acudieron en masa a Shanghái y Hong Kong.

HISTORIA COMPLEJA CON CHINA

El 6 de agosto de 1989, mi madre y yo salimos de China y emigramos a Canadá. Para aquellos que conocen la historia de China, esto ocurrió dos meses después de los eventos del 4 de junio de 1989.

Yo tenía 12 años.

Mis padres eran maestros. Vivíamos en el campus de la Universidad de Ciencia y Tecnología en Hefei en ese momento, una de las cuatro mejores universidades de China. Si bien no entendía mucho de lo que estaba pasando, escuché fragmentos de las conversaciones de los universitarios mayores y de lo que reconstruí, tuve suerte de haber podido irme en ese momento.

Normalmente tomaba cuatro años obtener un pasaporte, y hubiera tomado otros dos o tres años obtener una visa canadiense teniendo suerte. Pero después del incidente, la Embajada de Canadá se abrió y nos dio visas rápidamente. Recuerdo que la fila afuera de la Embajada de Canadá duró tres días. Tuvimos que hacer turnos por la noche para mantener nuestra posición en la fila.

Esto cambió mi vida para siempre y me abrió infinitas posibilidades.

Pasé mis mejores años como adolescente en Vancouver y luego fui a McGill en Montreal para la universidad. Después de eso, trabajé en Tokio y Nueva York (Bloomberg) durante unos años.

En 2005, la industria de la tecnología web comenzó a explotar en China, así que fui a Shanghái para lanzar una nueva empresa de IT  junto con otros cinco expatriados: dos estadounidenses, dos británicos, un japonés y yo, un canadiense. La empresa fue designada como una "Empresa extranjera de propiedad total" (WOFE), ya que ninguno de nosotros era ciudadano chino.

Este punto fue un obstáculo comercial considerable que superar. Cuando mis finanzas estuvieron lo suficientemente estables para comprar un condominio en Shanghái, tuve que pagar un 25% más de impuestos porque era extranjero. Sí, el mismo apartamento que vendí para comprar bitcoin en 2014.

Sin esta tasa, hoy podría tener un 25% más de bitcoins.

Entre 2005 y 2015, traté de establecer varios proyectos diferentes antes de finalmente sumergirme en el espacio cripto. Era un emprendedor en serie que buscaba construir una nueva empresa exitosa antes de entender mi pasión.

Este es, con mucho, el desafío más fundamental para cualquier joven emprendedor.

Dos años antes de Binance, comencé una empresa llamada Bijie Tech, proporcionando plataformas de exchange como servicio a otros intercambios. Conseguimos 30 clientes, y el negocio iba bien. En su mayoría eran intercambios de arte y artículos como sellos, cromos de béisbol, etc.

Desafortunadamente, en marzo de 2017, el gobierno chino cerró todos esos exchanges. Todos nuestros clientes se fueron a la quiebra. Más tarde, la idea de Binance comenzaría a tomar forma. Era una idea simple que un exchange, una plataforma de intercambio cifrado más optimizado, podría proporcionar una experiencia de usuario más fluida sin sacrificar funciones útiles.

 SALIR DE CHINA

Llevé a bastantes personas del equipo de Bijie a Binance y juntos lanzamos Binance el 14 de julio de 2017.

Sin embargo, solo un mes y medio después, antes de que Binance pudiera establecerse correctamente, enfrentamos nuestra primera interrupción significativa.

El 4 de septiembre de 2017, el gobierno chino emitió un comunicado en el que declaraba que los exchange de criptomonedas no podían operar en China.

Luego bloquearon nuestra plataforma. En ese momento, la mayoría de nuestros empleados se fue de China. A fines de 2018, solo quedaba una pequeña cantidad de agentes de servicio al cliente.

La ironía de que una vez más me obligaran a abandonar China, aproximadamente treinta años después de que mis padres huyeran con mi hermana y yo, no se me pasó por alto.

Nuestro equipo de liderazgo decidió conjuntamente que trabajaríamos de forma remota. Pronto, el COVID-19 se extendió y todo el mundo pasó al trabajo remoto. Esto nos permitió seguir creciendo como empresa y atraer a los mejores talentos, aunque todavía buscábamos un lugar donde plantar nuestras raíces.

Desde entonces, nuestro modelo de trabajo remoto se ha normalizado en todo el mundo. Coinbase incluso cotizó en NASDAQ sin un cuartel general nombrado en su declaración de registro S-1.

Como mencioné, cuando comenzamos Binance hace solo cinco años, éramos un grupo heterogéneo de entusiastas e ingenieros criptográficos. También tuvimos que enfrentar el desafío de lanzar un negocio en el apogeo del mercado bajista provocado por la represión en Corea y Japón.

En el lado positivo, era un momento relativamente bueno para ingresar a las criptomonedas porque los precios eran bajos. Es por eso que muchos exchanges importantes, como FTX y Crypto.com, se establecieron en Hong Kong durante este tiempo.

"MIENTRAS TE TENGO AQUÍ, ¿QUIÉN ES GUANGYING CHEN?"

Entonces, con ese trasfondo, ¿quién es Guangying Chen?

Conocí a Guangying (Heina) Chen cuando trabajaba en la tienda de vinos de un amigo en 2010. Más tarde trabajó como gerente de servicios en un gran banco comercial donde también administraba la oficina administrativa (RRHH/finanzas/administración).

En 2015, cuando inicié Bijie Tech, le pedí a Guangying que trabajara para mí. Le pedimos que se encargara de la oficina administrativa, ya que el primer equipo estaba formado principalmente por ingenieros. Debido a las leyes restrictivas en China que rodean a los extranjeros (como yo, un ciudadano canadiense), es mucho más fácil tener un ciudadano chino como representante legal en la lista.

Dado que Guangying era ciudadana china y estaba administrando la oficina administrativa para nosotros, estuvo de acuerdo. Esta es una práctica muy común en China.

Debido a que su nombre figura en los primeros documentos de Bijie Tech, los detractores de Binance aprovecharon la oportunidad para difundir una teoría de conspiración de que Guangying era en secreto el propietario de Bijie Tech y posiblemente incluso de Binance.

Como resultado, tanto ella como su familia han sido atacados y acosados ​​por los medios de comunicación y los trolls en línea. Si hubiera sabido el impacto negativo que esto tendría en su vida, nunca le habría pedido que diera lo que parecía un paso tan inocuo en ese momento.

Al igual que muchos de los primeros empleados de Binance, Guangying tuvo que dejar atrás a su familia, su hogar y sus amigos cuando la mayoría de nosotros nos fuimos de China en 2017. Fue un tremendo sacrificio y ella es una de las pocas personas que realmente comprenderá el impacto que esto ha tenido en todos nosotros. Todavía lleva esta carga hoy en día, ya que los medios de comunicación chinos falsos continúan difundiendo teorías de conspiración sobre ella.

Hoy, Heina Chen es titular de un pasaporte en un país europeo donde vive en relativa paz con su familia. Digo "paz relativa" porque muy a menudo, los tabloides desentierran estas viejas teorías de conspiración, desencadenando otra ronda de acoso para ella y sus seres queridos.

A medida que crecimos en los últimos cinco años, muchos de los empleados originales y fundadores han asumido nuevos roles en la organización. Guangying actualmente supervisa el equipo de administración y compensación de la organización.

Entonces, en conclusión, ella no es dueña de Binance y no es un agente secreto del gobierno chino.

¿ES BINANCE UNA EMPRESA CHINA?

No. Cualquiera que tenga un conocimiento rudimentario del derecho corporativo o de cómo funcionan las empresas entenderá esto: Binance nunca se constituyó en China. Tampoco operamos culturalmente como una empresa china. Tenemos filiales en muchos países, incluidos Francia, España, Italia, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin (por nombrar algunos). Pero no tenemos ninguna entidad legal en China y no tenemos planes de hacerlo. Creo que hoy es fundamental que presentemos estos hechos.

El mayor desafío al que se enfrenta Binance hoy es que nosotros (y todos los demás exchanges extraterritoriales) hemos sido designados como una entidad criminal en China. Al mismo tiempo, nuestra oposición en Occidente hace todo lo posible para pintarnos como una "compañía china".

La inferencia es que debido a que tenemos empleados étnicamente chinos, y tal vez porque yo soy étnicamente chino, estamos secretamente en el bolsillo del Partido Comunista Chino. Somos un blanco fácil para intereses especiales, los medios e incluso los legisladores que odian nuestra industria.

Esto obviamente no es verdad.

Mis favoritas son las noticias que se desviven por señalar que soy un "CEO chino-canadiense" o, mejor aún, "nacido en China, educado en Canadá". Soy ciudadano canadiense, punto.

El simple hecho de ser descendiente de chinos o haber emigrado de China no debería ser una letra escarlata que uno tenga que usar por el resto de su vida. Tampoco debería dar a la gente rienda suelta para criticar, hacer afirmaciones falsas o cuestionar la lealtad de uno a su país.