Comprar Cripto
Pagar con
Mercados
NFT
New
Descargar
English
USD

¿Las criptomonedas pueden ser una cobertura contra la devaluación de las monedas?

2021-08-26

TL;DR - RESUMEN

  • La devaluación de la moneda es cuando la autoridad monetaria de un país deliberadamente ajusta el tipo de cambio oficial y reduce el valor de la moneda.

  • Esta acción deliberada atrae la inversión comercial extranjera porque se generan costos más bajos para hacer negocios en el país.

  • El aumento de las afluencias de capital estimula el crecimiento económico, pero también puede llevar a la inflación.

  • Las coberturas tradicionales para compensar los impactos de la inflación generada por una devaluación históricamente incluyeron las inversiones inmobiliarias, los ETF, el oro, la plata y otras materias primas.

  • La criptomoneda es una clase de activo emergente como cobertura, que brinda cierta protección ante la devaluación, liquidez y conveniencia de las monedas.

  • La adopción de las cripto aún está en crecimiento y, hasta tanto no se estabilice, puede existir volatilidad e incertidumbre. Siempre lleva a cabo tu propia diligencia debida antes de invertir.  

Nos demos cuenta o no, la globalización nos alcanza a todos.

En este mundo transfronterizo, los países deben reevaluar periódicamente cómo el comercio internacional impacta en sus economías para poder mantener un equilibrio saludable con el fin de proteger a sus ciudadanos.

Para alcanzar ese balance, los gobiernos implementan una herramienta de política monetaria llamada "devaluación". Pero ¿qué es exactamente y cómo funciona? En este artículo, exploramos todo sobre la devaluación de la moneda: qué es, sus efectos y el impacto que genera. Por último, discutimos qué puedes hacer como inversor para protegerte durante estos tiempos desafiantes.

Conceptos básicos de la devaluación de la moneda

En un inicio, existía el "estándar del oro". Este estándar era como una promesa que los gobiernos hacían a las personas. Cada unidad de moneda que tenía un país y seguía el estándar del oro estaba respaldada por una unidad de oro establecida. Muchos de los países más poderosos del mundo se regían por el estándar del oro, incluyendo los Estados Unidos. Con el cambio de siglo, al pasar al S. XX y durante las primeras tres décadas, el precio de oro en los Estados Unidos se estableció en 20.67 USD por onza. Sin embargo, con el tiempo esto cambió, ya que con el apoyo del presidente Franklin D. Roosevelt, el país salió del estándar el 5 de junio de 1993.

Como resultado, a mediados de la década del 30, el precio del oro se restableció en 35 USD por onza. Para cuando Richard Nixon se convirtió en presidente de los EE. UU. y terminó la convertibilidad del dólar americano a oro, el precio del metal precioso realmente despegó.

¿Por qué importa esto? Bien, porque desde que se abandonó el estándar del oro y las monedas del mundo pudieron tener un tipo de cambio que flota libremente una contra la otra, los gobiernos de todas partes implementaron varias políticas monetarias para ajustar de manera deliberada el tipo de cambio oficial de la moneda del país. Estos ajustes deliberados, a menudo llevados a cabo de manera tal que se reduce el valor de la moneda local, es lo que se conoce como devaluación de la moneda.

¿Por qué los países devalúan su moneda de manera deliberada?

Puede sonar extraño, pero una moneda fuerte no necesariamente funciona en el mejor de los intereses de un país o de su gente. Si bien una moneda fuerte en casa significa que el poder adquisitivo será mayor en el exterior, lo contrario es cierto para todos los demás fuera de ese país. 

De manera alternativa, si bien una moneda local más débil significaría que todo afuera estará más caro para los residentes (en relación con la moneda local), el país de hecho será más competitivo a nivel económico. Las empresas extranjeras considerarían rentables a estos países para hacer negocios, y por lo tanto serían más tentadores para una inversión extranjera. Estas inyecciones de capital estimularían el crecimiento económico, crearían más puestos de trabajo, aumentarían las exportaciones y aportarían más dinero a la economía local.

Asimismo, mientras que es probable que la devaluación reduzca el poder adquisitivo de la población en el exterior, el efecto secundario será que los residentes estarán más propensos a comprar dentro de sus propias fronteras. De esta manera, regresarán el dinero a su propia economía, lo que aumentará la solidez de la economía del país. Si se realizan menos importaciones, se reducirá el déficit comercial que enfrente el país y, por lo tanto, bajarán los niveles de deuda.

Por último, en el caso de que un país emitiese bonos soberanos, el país emisor podría estar altamente incentivado para devaluar su moneda con el fin de reducir la carga de la deuda.

¿Cuáles son los efectos negativos de la devaluación?

Hasta ahora, parecería que los efectos positivos de una devaluación superan los efectos negativos. Pero cada acción tiene una reacción, y el uso de la devaluación como una herramienta no escapa de esta regla.

Uno de las consecuencias negativas más comunes para una economía luego de una devaluación es el aumento de la inflación. A pesar de que las devaluaciones a menudo llevan al aumento del gasto interno, esto no significa que las importaciones se detengan. Debido a la devaluación, el costo de los productos importados aumentará. Los costos, que pueden transferirse al consumidor final, harán que los precios de varios productos y servicios aumenten. Junto con esto, la demanda acumulada por los productos locales también aumentará debido a la suma de los costos de los productos importados. Dependiendo del suministro disponible, la mayor demanda por bienes y servicios de producción local también podría aumentar los precios. 

Las devaluaciones, aunque en primera instancia se muestran atractivas para la inversión extranjera, si no se llevan a cabo de manera estratégica, también pueden erosionar la confianza en el país, la economía subyacente y las deudas emitidas. Si se usa la táctica de la devaluación, es posible que los inversores comiencen a cuestionar la solidez de la economía del país.  Si se usa de manera repetida, los países foráneos podrán comenzar a preguntarse por qué las devaluaciones previas no brindaron los beneficios económicos buscados y si habrán más problemas subyacentes que estén afectando la economía local. Además, si bien es un beneficio para los emisores de deuda soberana, los que sostienen la deuda extranjera, que tengan la necesidad de convertir los pagos en la moneda devaluada a su moneda local, podrán experimentar pérdidas por el tipo de cambio, lo que pondrá al país en una posición aún más desfavorable. 

¿Cuáles son las coberturas tradicionales a las que recurren los inversores para contrarrestar la devaluación?

Como las devaluaciones generan incertidumbre, no es raro que muchos inversores busquen cubrir su exposición cuando una devaluación impacta en los activos que tienen. ¿Cuáles son estas coberturas y cómo suavizan los golpes económicos de una devaluación?

Oro y plata

Una de las coberturas más populares relacionadas con todo lo financiero son el oro y la plata. En lo que respecta a la devaluación de la moneda, no funciona de manera diferente ya que ambos metales preciosos han demostrado históricamente que mantienen su valor a lo largo del tiempo. Guardar estas mercancías de manera física, como monedas o lingotes de inversión, es la forma más popular, pero será necesario el almacenamiento de los bienes en casa o en algún otro lugar seguro.

ETF de oro y plata

Si tener oro y plata de inversión no es la forma deseada de crear cobertura de un inversor, los fondos de inversión cotizados (ETF) también son otra opción popular. Los ETF constan de un solo activo, oro o plata (dependiendo del ETF). El fondo en sí tiene contratos de derivados de oro o plata que están físicamente respaldados por el activo, por eso ofrecen la mejor forma de exposición a esos metales sin tener que encontrar un lugar donde almacenarlos.

Materias primas

En el caso de las personas que están expuestas de manera habitual a los mercados financieros, el trading de materias primas es otra forma popular de cobertura que adoptan los inversores que quieren cubrirse contra las devaluaciones de moneda.  Las categorías comunes de materias primas incluyen metal, energía, ganado/carne y agricultura.  La inversión en estas materias primas a menudo requiere hacer trading de contratos de futuros, opciones o ETF. Para manejar mejor este tipo de inversiones los inversores deben estar familiarizados con el sector de la materia prima en cuestión (por ejemplo, la soja).  Sin embargo, como las materias primas tienden a seguir los efectos de la inflación (un aumento general de los precios también se traduciría en un aumento de los precios de la materia prima), estas inversiones se convierten en un protector ideal de los efectos de la inflación.

Bienes raíces

La tierra y las propiedades también han sido un método popular de protección de una cartera de inversión contra la inflación.  Con los bienes raíces, no solo el comprador es propietario de un activo físico real, sino que ese activo tiene un valor intrínseco, que con el tiempo ha demostrado mantener su valor durante los períodos de inflación.  Además, los bienes inmuebles pueden generar retornos al propietario:  a través de alquileres y arrendamientos, estos activos tienen el potencial no solo de apreciar su valor a medida que la inflación aumenta, sino que los propietarios también pueden obtener ganancias adicionales mediante contratos de renta establecidos con los inquilinos.

Una nueva clase de activos: las criptomonedas como cobertura contra la devaluación

Aunque los métodos tradicionales están probados, una nueva clase de activos lentamente va ganando aceptación entre los inversores, tanto individuales como institucionales, como cobertura contra la inflación. Las criptomonedas, que comenzaron a existir hace un poco menos de una década, no solo brindan protección contra la devaluación, sino que dicha cobertura se ofrece de manera tal que proporcionan cierta protección contra la devaluación, liquidez y conveniencia de las monedas.

 

El Bitcoin, al que algunos llaman el "oro digital", a menudo se ve como un sólido almacén de valor. Una de sus características más apreciadas es la escasez. Como solo habrán 21 millones de Bitcoins en existencia, siempre, los holders de criptomonedas no tienen que preocuparse por despertarse una mañana para encontrar que el "banco central del Bitcoin" (que por cierto, no existe) decidió acuñar más Bitcoin para aumentar el suministro de la moneda.

Esta propiedad, que posiblemente se deba a que el Bitcoin es una criptomoneda descentralizada, es una de las mayores ventajas que esta cobertura tiene para ofrecer. Como ejemplo, en países donde la hiperinflación es una norma, hacer holding de un activo como el Bitcoin incluso podría verse como un medio de supervivencia. El activo digital no solo protegerá el poder adquisitivo de quien lo tenga, sino que en un país como Venezuela, donde la inflación anual alcanzó anteriormente más del 65,000%, puede ser el factor decisivo que permita que, un día en particular, una persona pueda o no satisfacer las necesidades básicas.

El Bitcoin y otras criptomonedas populares también son muy líquidas. Se pueden operar en múltiples exchanges que están disponibles para su uso las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En Binance, los inversores pueden comprar o descargar fácilmente criptomonedas populares (como el Bitcoin, ETH y otras) a precios de mercado actuales. También existe un creciente número de empresas físicas que aceptan criptomonedas, por lo que ya proporcionan otros medios de uso para los holdings individuales.

Aprovechar las criptomonedas como cobertura también ayuda a diversificar el riesgo propio. Aunque los medios de cobertura tradicionales no deben dejarse de lado por completo, las criptomonedas ofrecen una nueva clase de activo que un inversor puede considerar al determinar cómo las devaluaciones de monedas puedan afectar su cartera de inversiones actual. Finalmente, no se puede saber nada con absoluta certeza, y la diversificación del riesgo ayudará a proteger de mejor manera al individuo y sus activos.

En resumen

Además del interés de la población general, las compañías públicas también comienzan a tomarse en serio el interés por adquirir activos digitales. Asimismo, grandes bancos de inversión, como Morgan Stanley, recientemente confirmaron que ya tienen disponibles los fondos de criptomonedas para que sus clientes inviertan en ellos. Con otros bancos de inversión también trabajando en pro de comenzar a ofrecer estos productos, no hay dudas de que la aceptación y adopción de las criptomonedas está en franco crecimiento.

Aunque el futuro de la industria parece extremadamente prometedor, siempre debemos recordar llevar a cabo nuestra propia investigación y realizar la diligencia debida por nuestra cuenta.  Las criptomonedas son un atractivo y apasionante nuevo activo con múltiples casos de uso prometedores.  Sin embargo, con el sector aún en sus etapas iniciales, los inversores a menudo enfrentan la volatilidad con criptoactivos que poseen.  Los inversores potenciales deberían tomar esto en cuenta al considerar la inversión en criptomonedas a largo plazo. 

Además, el aumento de las afluencias de capital al sector atrajo la atención de las entidades reguladoras que buscan salvaguardar la industria mediante reglas y directrices que los participantes deben seguir.  A medida que estas regulaciones se desarrollan, será importante que todos los inversores entiendan cómo las nuevas leyes pueden afectar sus carteras de inversión actuales y las estrategias futuras.

Nunca ha existido un momento más emocionante para pertenecer al sector de las cripto: las posibilidades y las oportunidades que crea alterarán de manera permanente muchas facetas de nuestra vida diaria.  A medida que la aceptación de esta clase de activo continúa creciendo, es cada vez más importante evaluar cómo estas monedas digitales pueden jugar un papel en tu cartera financiera.

¿Estás listo para comprar criptomonedas? Comienza tu experiencia en el mundo de las criptomonedas con Binance

Empieza por registrar una  cuenta en Binance.com o descarga la  aplicación de trading de cripto de Binance. A continuación, verifica tu cuenta, para así aumentar tu límite de compra de criptomonedas. Tras verificar tu cuenta, existen dos vías principales para comprar cripto en Binance utilizando efectivo: puedes comprar criptomonedas mediante efectivo a través de una transferencia bancaria o tarjeta, o adquirirlas de otros vendedores en Binance P2P.

Compra Bitcoin o Altcoins con tarjeta de crédito o débito, o mediante transferencia bancaria

Vincular tu tarjeta de crédito, débito o cuenta bancaria (disponible en muchas regiones) es una de las maneras más fáciles de comprar Bitcoin y más de 100 criptomonedas distintas.  

Advertencia de riesgo: La inversión en criptomonedas está sujeta a un alto riesgo de mercado. Binance no es responsable de ninguna de tus pérdidas de trading. Las opiniones y afirmaciones anteriores no deben considerarse un asesoramiento financiero.

Para obtener más información, consulta los siguientes artículos:

Advertencia de riesgo: La inversión en criptomonedas está sujeta a un alto riesgo de mercado. Binance no se hace responsable de ninguna de tus pérdidas durante el trading. Las opiniones y afirmaciones anteriores no deben considerarse asesoramiento financiero.